El objetivo de las marcas debe ser generar emociones

Esta es una era digital donde la mayoría creeríamos que las emociones están tiradas a la basura, sin embargo y cada vez con más fuerza son las emociones que le genera una marca a sus clientes lo que hace que la marca crezca.

Los objetivos que las marcas se plantean en realidad muy pocas veces van ligados con las emociones, sin embargo grandes marcas como Coca-Cola o Apple han demostrado que llegarle al corazón a la gente puede ser más beneficioso que cualquier cosa.

El objetivo de las marcas debe evolucionar

Si bien muchas marcas grandes a nivel mundial ya se dieron cuenta de la importancia de generar emociones en sus clientes y potenciales clientes, son reamente muy pocas las marcas pequeñas que se arriesgan a hacerlo.

Los objetivos para esas marcas que apenas empiezan son los básicos, conseguir más seguidores en las redes sociales, aumentar las ventas, o conseguir que la gente genere voz a voz de la marca, sin embargo no tienen en cuenta que al generar emociones en los clientes consecuentemente alcanzarían esos objetivos, así que pasarían a ser los resultados.

Claramente el objetivo de las marcas debe evolucionar y pasar a ser generador de emociones y conseguir llegar al corazón de las personas, pues estudios han demostrado que el posicionamiento de una marca no está en la mente si no en el corazón.

Para conseguir eso es necesario darle a la marca atributos emocionales, que aunque son intangibles podrán ser expuestos por medio de la publicidad y que harán que quien la vea se sienta identificado y quiera ser parte de esa marca en especial.

marca marketing

El objetivo de las marcas y el lovemark

Desde el año 2004 se viene usando el termino del Lovemark de manos de Kevin Roberts, y quien revoluciono el mundo publicitario cuando indago sobre la gran importancia de las emociones para la publicidad.

La idea con el Lovemark así como dice Kevin Roberts en “enamorar al cliente” pues al igual que en la vida del día a día una persona enamorada hace lo que sea para que su amor este bien, y en las marcas no es muy diferente, pues una persona enamorada de la marca la ayudara a crecer.

Indudablemente el Lovemark hace parte vital de las grandes empresas, que más que vender un producto o servicio se dedican a vender emociones, sentimientos, experiencias, que difícilmente serán reemplazadas.

La marca debe tener como principal objetivo enamorar a sus clientes, consiguiéndolo lograr consecutivamente alcanzar metas como mayor porcentaje de ventas, pues los mismos cliente se encargaran de hacer un voz a voz que lleve a esos buenos resultados, entre otras acciones no que conllevaran si no a buenos logros.

La idea es que la marca logre generar emociones relacionadas con su nicho de mercado, y que consiga abrir puertas para su continuo y exponencial crecimiento, todo por medio de la generación de emociones, que aunque intangibles podrán verse reflejadas en los números y los porcentajes de ventas.

Menú