Reputación de Marca, ¡Véndete!

Tener una buena reputación de marca puede conllevar a grandes beneficios en especial hoy en día donde el internet es el gran aliado, una marca que sepa manejar correctamente su reputación puede conseguir ser más popular.

Y así, al conseguir mayores seguidores de su nicho de mercado se potencializaran sus beneficios y eso podrá verse reflejado en el aumento de las ventas, así que una buena reputación lo es todo.

Tenga cuidado con su reputación de marca

La gran mayoría de las empresas están en las redes sociales y eso junto con una buena reputación puede ser muy beneficioso, pero si una marca comete errores y hace presencia online, algún seguidor descontento con la marca puede empezar a generar una mala reputación y transmitirla con facilidad.

Un cliente que se sienta enfadado o descontento con el trato recibido por parte de una marca seguramente le gustara ser escuchado por miles de personas, y para conseguirlo lo hará por medio de las redes sociales, un medio que no tiene limitaciones de frontera.

Los clientes saben que tiene el poder de hacer crecer o por el contrario de hacer decaer a una marca o empresa por medio de sus opiniones así que se encuentran enfadados seguramente querrán echar a perder la reputación de marca.

La idea no es que no se haga presencia online por miedo a perder la reputación, si no hacer las cosas bien y tener cuidado con las insatisfacciones de los clientes, prestar un buen servicio es fundamental para tener una buena reputación y cuidar de ella.

Los clientes que podrían dañar la reputación de marca

Es importante conocer a eso clientes que podrían llegar a hacerle daño a la empresa por medio de la replicación de mensajes negativos por medio de internet, así que a continuación esbozaré una idea de ellos.

reputación de marcaUn cliente que no quede contento con la compra de uno de los productos de la empresa seguramente dirá algo en su red social haciendo alusión a que dicho producto no colmo sus expectativas, sin embargo no ir más allá de eso y no tendrá grandes alcances.

En segundo lugar está un cliente realmente insatisfecho, que seguramente piensa que la empresa pudo hacer algo por contrarrestar ese insatisfecho, así que pondrá la queja, lo hará seguramente por medio de un tuit o un correo buscando respuestas.

En tercer lugar está el cliente enfadado, este puede encontrarse en ese estado porque su compra fue un completo fracaso, el producto puede no haber cumplido ninguna de sus expectativas y sentirá que perdió su dinero, y es aquí cuando empieza a ser peligroso para la empresa pues este cliente está dispuesto a divulgar lo mal que le fue con su compra.

Seguramente empezara en un tono suave y dando su opinión acerca del producto y por supuesto de la marca, si la marca no responde en periodo de tiempo corto el cliente podría enfadarse más y comenzar a formar la mala reputación.

La recomendación es que se le dé respuesta con inmediatez a todos los comentarios y sugerencias de los clientes con el ánimo de hacerles entender que la marca se preocupa por lo que ellos piensan y que intentar mejorar para satisfacerlos.

Menú